jueves, 10 de enero de 2013

La ciudad del tiempo

Empezamos con el pie izquierdo
caminando sin rumbo.
En la dirección del planeta opuesto
A la libertad, del interior.

Busco cualquier planeta
y desaparezco en un parpadeo
Y me deshago ante cenizas,
mientras paseo en la ciudad del tiempo
Y digo basta, por favor
no quiero mas, volver atrás…
no quiero volver atrás.

Detrás de la ciudad desaparezco
Y me vuelvo cenizas
Y voy en contra del viento
Y desaparezco y me convierto en ceniza
Y me voy por la ciudad del tiempo.