viernes, 15 de febrero de 2013

Te miro y veo en tus ojos


Mirada perdida, vacía, insulsa, sumisa.
Mirada que grita y busca en silencio una cuna,
que acoje el toxico velo del iluso anhelo
del orgasmico temblor entre tus piernas
incondicionalmente de deseo.
A eso se resumen tus ojos,
a una mirada,
una mira que se pierde en la absoluta nada.