domingo, 10 de marzo de 2013

distorcion del sueño

Me siento dichosamente bajo la copa de una árbol que ansioso espera la llegada de la primavera. El otoño se encargo de no dejar rastro de sus hojas, y como un fiel caballero errante  resistió de pie al invierno, y levanta sus brazos al sol para acabar con lo que queda del frió. De apoco empieza a desprender sonrisas en forma de retoño, los pájaros pian despidiendo la tarde y reposando sobre el. Tic tac tic tac, dieron las 5:30 abro los ojos y estoy en el aula de la clase de f.o.l, sigo pestañeando para tratar de volver a la tierra, y un escalofrió como un pequeño electrosueño me llevo nuevamente a los pies de aquel árbol  y de vuelta a clase.
Guarde rápidamente mis cosas, me coloque los casco, encendí la música y me fui.
Tenia una rara sensación y no paraba de darle vueltas , el del sueño, ese árbol me era muy familiar
 Dicen que 5 minutos después de despertar ya no recuerdas lo que has soñado o por lo menos gran parte de  él.