sábado, 3 de agosto de 2013

Pecados Clandestinos

Nunca invitamos
a ciegos a naufragar
por la luz del horizonte perdido.
que se ve a través de un túnel que no vemos
sin el claro que se aleja cada vez mas.

Nunca dijiste
la verdad de tu destinos
al llegar al paraíso.
Y se abrieron nuevamente las puertas
que no cerramos
en un tiempo que no olvido
y que no puedo dejar atrás.

Fatal amnesia
del descuido del pecado clandestino
Que prohíbe que se enlacen nuestras manos
en la sencillez del vació existencial
que acurruca las caricias
que nunca nos atrevimos a darnos.

El tacto en nuestras pieles
sosegaba la avaricia de tenernos
mutuamente entre los brazos
y el contrato de amor
que firmamos con palabras
y sin besarnos.

Nunca dijiste
la verdad de tu destinos
al llegar al paraíso.
Y se abrieron las puertas
que no cerramos
en un tiempo que no olvido.

Con la vanidad escasa de delirios
del pecado clandestino
Que prohíbe que se enlacen nuestras manos



"El pecado clandestinos de sentirme vivo al verte,
El pecado del amor que no quiere verme,
El pecado de tenerte y no tenerte."