lunes, 25 de mayo de 2015

Despierta a Baghdad
con sus miembros amputados
por la dogma que descansa
trivializando el estallido.

No hay travesuras sin inocencias
que rían y griten por felicidad
solo oraciones inertes
que envanecen la divinidad