jueves, 23 de julio de 2015

Blues y Mery


De lo bueno a lo malo;
de lo frívolo a lo innato;
de la eternidad a tu boca;
de mis labios a tu karma.

Tus esquirla y mis manos;
tus pecados y yo;
el cáncer de tu olvido;
y las palomas que volaron por los dos.

La noche en Madrid estalla;
y yo devoro tus besos al pie de un cajero.

Me duermo en tu regazo mientras muero de frió;
me alivias en tus brazos y yo;
y yo solo Suspiro.





"El canto de los pájaros
amanece en tu voz temprana
y yo no dejo de pensarte;
Apoyas el tirso en mi pecho
y comienzas a desnudarte;
Primero tus ojeras;
luego tu vergüenza;
tus miedos;
tus confesiones más puras
y por ultimo recogiste tu cabello.
En ese instante te di mis ojos;
mi piel;
mi tiempo;
mi estar;
mis muecas y mi vida.
Las horas huyeron de la alcoba
y el sopapear de los cuerpos
acabo despertando al sol.
Las pupilas se abrieron
y no éramos nadas;
y bajo las sabanas,
mi paz y la tuya.
Aire y sudor."