jueves, 7 de abril de 2016

Mi prenda encantada...

Necesito extrañarte hasta que se me escapé el alma por los poros de la piel, y no quiera volver conmigo por salir corriendo a buscarte.
Necesito estar seguro, que eras tu, esa que después de tantos amores equivos llego para rescatarme de un mar de infiernos y soledades.
Necesito saber que eres real, y que no te escaparas ante nuestros primeros errores, y sepas entender que esta batalla a la que llaman amor, sí se abandona antes de tiempo siempre deja almas errantes.
Necesito saber que estarás ahí para espantar mis temores, cogiendo mi mano mientras lucho contra tus dragones.
Necesito saber que eres real
Y que será tu sexo quien destripe mis entrañas. Quien me haga volar sin alas, quien despierte junto a mi en cada una de mis mañanas.
Necesito no saber nada, antes de conocerte, y sólo ver tu mirada que tu voz calle pero tus pupilas me llaman.
Quiero que nos escapemos más allá de donde habitan los sueños, donde sólo haya paz y libertad, y la gente que queremos.
Escaparnos donde no nos eche el sol, cuando despertemos enmarañados y sea la hora de cualquier rutina.
Necesito saber que era tu, esa a la que soñaba con buscar a la salida del trabajo, esperando con ansias bajo alguna lluvia de invierno. Sólo por verte llegar con tu sonrisa de oreja a oreja y esa mirada cansa diciendo te extraño.
Necesito extrañarte, más haya del sol y de la luna, y volver a la tierra y que estés allí, esperando a que regrese con tu hermosa sonrisa.