martes, 30 de julio de 2013

Gracias por ser el sol, que ciento que de alguna manera acobijo entre mis dedos.

Muchas gracias por su tiempo, El mundo de mi mente es muy raro a veces esquivo, pero nunca con la intención de ofender a nadie y sin mas intención que la de concienciar al que no sea cociente de las cosas buenas que tenemos por delante y tratando de dejar a un lado las que no lo son tanto. 
Cada vez que me siento aquí en esta habitación a la luz de una vela y me pongo a escribir suelo, trato de documentar mis sentimientos y aunque parezca raro creo por por un lado todos los escritores de alguna manera los hacemos al leer otros blogs y observar en ellos que también siente lo mismo y lo expresan diferente. Con todo esto que hoy os digo no quiero decir nada en especial y a la vez, quizás todo, muchas veces solo pongo un +1 a algún comentario y no suelo responder mucho, quizás porque trato de escribir a raíz de como vivo, si me gusta lo que escucho (leo en estos caso) por lo general no digo nada y sigo atento y gustoso de las palabras que son tan ricas, en cambio otras veces suelo contestar aunque mas allá de mi pesar me cueste tanto repetir el mismo gracias sosamente una y otra vez, y sinceramente me da la sensación de que realmente no estoy diciéndoles nada, pero sinceramente quiero que sepáis que cada comentario, cada +1 o cada vez que comparten algo de lo que publico, que aunque no lo alla vivido y sea historias de llegan sin querer a mis oidos, por alguna razon siempre lo siento y gracias a su tiempo, el tiempo de ustedes que para mi es lo mas preciado, ya que el tiempo es lo unico que no recuperamos,gracias a eso siento que me acerco cada vez mas a mi sueño en el que tanto pensaba de pequeño, algunos niños ven a un medico y quieren salvar vidas, otros ven a un bombero y desean apagar incendios y yo por otro lado cada vez que leía a algunos de mis ídolos literarios solo deseaba eso, la eternidad literaria, y nunca lo pensé como una parte económica, sino como pertenecer a la historia, siempre escuche los rebotes de la gente que me quería diciéndome que eso no era fácil  y que de ello no se podía vivir, pero nunca entendían que realmente nunca tuve la intención de vivir de ello sino por ellos. 
Por eso quiero de alguna manera darles mis infinitas gracias, por hacerme sentir cada día mas vivo y con ganas de seguir creyendo que realmente lo único que hace falta para cumplir el sueño de alguien, es que alguien te preste un poco de atención cinco minutos al día. creo que un soñador no necesita mas mas allá de los que sueñe. y con esto quiero decirles que si tiene algún hijo o alguna persona a la que realmente quieran, no den nunca por hecho que fracasara en sus sueños, porque eso no es querer en verdad, sino temer por tus propios miedos.

Muchas Gracias por sus tiempo

Atte:

Facundo Sosa