martes, 17 de septiembre de 2013

Ignorar duele, que te ignoren duele mas.

Afuera llueve
y la lluvia revota sobre los tejados,
sobre los coches,
sobre los charcos.

Gris mañana
que no me despiertas
con el brillo del sol,
acunando mis ojos
bajo la almohada.

La sensación de despertar
y no encontrar a mi lado
tu cuerpo desnudo,
es sofocante.

Cierro los ojos y pienso,
en no pensar
y me pierdo.
Me encuentro bajo las sabanas
en posición fetal
mordiendo de rabia mis rodillas.

Me obligo a salir de la cama
miro por la ventana
y tengo la sensación de tenerte sobre mi espalda
abrasándome,
mirando conmigo.

Voy a la pocilga que tengo por cocina
ya hace casi una semana

Desayuno mas vivo que nunca,
el dolor duele
y mas cuando estas vivo.

Este es quinto corazón,
que entre en estado terminal.

Suena el teléfono
veo tu nombre en la memoria
y dejo hablar al contestador.
El corazón late deprisa,
las heridas putrefactas
comienzan a abrirse
como una flor de loto.

Y suspiras, y lloras
y lloras y suspiras.
Balbuceas, gritas
y hasta te oigo patalear
como una quinceañera,
Te calmas y cuelgas.

Te maldigo una dos y cuatro veces mas

¿Porque naufragar en un mar de hipocresía sin sentido?
¿ y porque darle sentido a lo que no siente?
¿porque seguir por lo que no avanza?
¿porque perder la paz para entrar en batalla?



"Ignorar que existes es mi As bajo la manga"


Facebook: