miércoles, 24 de febrero de 2016

Amor Vincit Omnia

Palabras nunca son más que palabras
y sin embargo avasallan sentimientos,
ponen en evidencia las pieles y los pensamientos.
Palabras, asesinas y crueles palabras
que nos llevan del amor profundo a un sublime odio
y vuelta al amor eterno.
Pero donde hay amor, hay esperanzas y con eso debemos de quedarnos,
con el amor la esperanza y sus palabras de resurrección.
Alguien escribió alguna vez;
"Amor vincit omnia"
Y sí es así, cuando uno ama busca el tiempo y el lugar para hacerlo sentir,
y aunque a veces la rutina quiera vencer la esperanza, el que ama siempre encuentra un hueco
para amar y hacer brillar las almas.
Muchas veces podemos cometer errores por temor o falta de comprensión.
Quizás por no entender o por falta atención.
Ante todo esto nunca está demás pedir perdón
y ofrecer sinceras disculpas, todo tiene solución cuando hay amor,
todo escampa en algún momento.
Lo importarte es no perder la esperanza y la fe en la persona que amas
Nadie dice que es fácil una redención, ni otorgarlas ni aceptarlas, ni darlas ni recibirlas.
Aún así el amor verdadero no toca a tu puerta dos veces, ya que es una especie de virginidad
que toca tan profundamente al corazón que uno no vuelve virgen de ese encuentro y aunque después allá otros, el corazón quedara resentido y dará a quienes vienen lo que no dio al amor de verdad.
Por eso las controversias del amor son tan bonitas y elocuentes. Una ruleta rusa con una sola bala para enamorarnos una sola vez en la vida. Luego llegarán amores circunstanciales, a los que nos amoldaremos por un tiempo quizás. Y después huiremos o las circunstancias simplemente nos obliguen a aguantar por el simple hecho de aguantar.
Pero en el fondo sabrás a quien estas esperando y a quien buscarás hasta encontrar, en la inmensidad de tu soledad y en tus oscuridades más claras. Porque al fin y al cabo, entender el amor va más allá de un verano o cualquier estación de paso. Cuando por fin encontramos la necesidad de compartir momentos, y nuestra intimidad más profunda con una persona sin la cual la vida no tiene sentido ni significado ni significante, debemos aferrarnos, entenderla, perdonar y por sobretodo amarla y valorar los momentos con pequeñas pero grandes palabras. Ya que sólo son palabras, insignificantes y ciegas,
Pero tan vivas con el ferviente amor que sólo llega una vez desvirgando nuestras almas.





"Te perdono por haber llegado tarde,
ya que después de todo haz llegado
y nos has dudado en quedarte."


Gracias Principessa!!!