lunes, 20 de abril de 2015

De noche pierdo cristales al contar estrellas que se caen a lo largo de las horas. Detenidamente acumulo oráculos impulsados por el cierzo que no cesa en la voz de libertad.