jueves, 30 de junio de 2016

Dos tasas de Té

Déjate convencer
y no insistas en volar sin aeropuertos.
No me des la espaldas porque sí
No alargues mucho más este verano.
Señorita, de las dos tasas de té
Que alegras mis mañanas
con tu despertar, enmarañaron a mí.
Señorita, le sujetó las dos tasas
Puede usted ponerse cómoda
Que la fiesta está por empezar.
Déjame que te explique,
Sí soplas cenizas; enciendes fuego.
Anda ven, arrímate a la hoguera.
Que esta noche acaba de empezar.