lunes, 21 de abril de 2014

El pez errante enamorado de una sirena

Por el mar del desengaño
naufraga un pez errante 
que se pierde en el vacio del suspiro de las olas.
Mientras brilla por su ausencia el amor del condenado
mientras traga sal y arena, y Basura y otras mierdas
y el tan solo sigue nadando.
Esperando a que lo encuentre un corazón ahogado en penas
embebido en la salitre del espanto de sirenas.
Con la luna en sus espaldas agacha su cabeza
y acepta su condena.

Fotografia del blog de @Denise Makedonski 
Titulo: Sueño con Pez Rojo 
http://galeriadepinturas.blogspot.com.es/